Painting: alive and kicking

23/09/2015 · Publicado por

“Painting: alive and kicking” es un proyecto expositivo desarrollado por cuatro artistas con una dilatada trayectoria expositiva, tanto a nivel nacional como internacional: Belin, Daniel Merlín, Juan Perdiguero, y Marc Quintana. En él se pone de manifiesto la absoluta vigencia de la pintura en el panorama artístico contemporáneo en el plano conceptual y plástico.

Abre la exposición un retrato de grandes dimensiones de Clint Eastwood, realizado por el primer premio BMW de pintura  2014 Daniel Merlín. Si la mirada de personaje atrapa, no menos lo hace su originalísima técnica, ya que las piezas están construidas con una combinación de lienzos y papeles pintados hace años por él como si de un puzle se tratase. Al preguntarle al artista porteño por la misma explica “La definiría como casual porque salió de la casualidad; conservadora porque conservé los dibujos destruidos durante años, y expresionista porque de alguna manera lo que más me interesa es la fuerza, el carácter del retrato” Éste último rasgo también se le puede atribuir, sin duda,  las otras dos piezas que incorpora a la muestra: los retratos de Jack Nicholson e Ian McKellen.

Otra visión del retrato la encontramos en los vibrantes sprays pertenecientes a la serie “Eternal Youth” grafitero Belin. Explosión de color e hiperrealismo para unos adultos retratados como si fueran niños son rasgos de las piezas que forman parte de este proyecto. Unas piezas muy representativas de la obra de este artista urbano, cuya dilatada trayectoria le ha llevado a mostrar su obras se en Alemania, Italia, Reino Unido, Holanda, Brasil, Israel, México, Estados Unidos,… así como a realizar colaboraciones con firmas como Dockers o Carhartt y con profesionales del tattoo como Kat von D de LA. INK.

La obra de los otros dos artistas representados en la muestra Juan Perdiguero, y Marc Quintana, nos enfrenta a la visión animalista del ser humano, en el primer caso, y con la creciente deshumanización de nuestra sociedad como consecuencia de los cambios tecnológicos, en el segundo. Una depuradísima estética, junto con una técnica impecable, complementan el discurso conceptual.

Los expresivos animales de Perdiguero están realizados utilizando una técnica mixta (tinta de grabado y aceite de linaza) sobre una emulsión fotográfica. Sus gorilas y galgos,  han sido trazados a mano alzada,  mediante una técnica reductiva de claroscuro. Dicha técnica consiste en ir eliminando parcialmente, de forma lenta y precisa, la tinta  previamente aplicada con sus manos, sobre la superficie de la emulsión fotográfica. Con ello, genera  tonos, transparencias y efectos lumínicos fotorrealistas de sentido pictórico ambiguo. “Sobre todo, busco simplicidad y equilibrio en la organización espacial de las imágenes. Manipulo los límites técnicos entre pintura, dibujo y fotografía como forma de crear imágenes que atraen, seducen y confrontan  la mente subconsciente del espectador. Mi deseo por encontrar interconexiones entre medios plásticos, esta dirigido a definir una visión personal de la estética de la representación figurativa y de los conceptos humanísticos que son la base de mi trabajo”- explica el artista residente en Estados Unidos.

Las obras de Quintana, contrastan elementos figurativos y abstractos generando piezas de gran dramatismo. El elemento unificador y esencial es el uso del carbón,  el propio artista se refiere al mismo del siguiente modo  “El carbón, hilo conductor del conjunto de la obra, me proporciona un rastro, una historia del proceso, una historia, la del Arte, en la que considero que la obra producida debe servir como herencia visual de la sociedad contemporánea al autor y no solamente como un objeto puramente estético”.